Noticias

07 Oct 2022 - 04:07

Bavaroise de manzana

¿Buscas un postre diferente que no necesite horno para hacerse? Prepara un bavaroise de manzana, un plato clásico en la repostería europea muy fácil de cocinar y que tiene una textura y sabor únicos. ¡Repetirás!

Bavaroise, ¿qué es?

Es un postre clásico frío que se desconoce su origen exacto. Podría ser de la zona de Baviera o de Suiza. Su mayor admirador fue el pastelero francés Marie-Antoine Carème, padre de la alta cocina, en el siglo XIX.

La receta original del bavaroise o crema bávara es una combinación de nata, crema inglesa y hojas de gelatina. El bavaroise recuerda en el paladar a la ligereza de una mousse. De textura se podría considerar muy parecido a la panna cotta, un postre italiano que también se elabora con nata.

En la cocina actual, se ha modernizado este postre haciendo distintas variaciones. Unos prefieren disfrutar de la receta original del bavaroise y decorarlo con frutas y crema o compota. Otros prefieren añadir zumo o puré de una fruta a la mezcla para darle el sabor al bavaroise con esa fruta.

Los reposteros de la alta cocina incluso se atreven a jugar más allá con este postre y recrean platos que combinan diversas técnicas para ofrecer un resultado ligero, sabroso y que muestre su talento.

Receta de Bavaroise de manzana

Toma nota de los ingredientes y el paso a paso para preparar esta deliciosa receta.

Ingredientes (para 6-8 raciones): 350 g de manzanas Golden Delicious, 100 g de azúcar blanco, 8 láminas de gelatina, 250 ml de zumo de limón, 250 ml de nata líquida (para montar).

Preparación:

1. Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las cortamos a dados.

2. En un cazo ponemos los dados de manzana junto con un poquito de azúcar hasta que estén blandas.  

3. Con ayuda de una batidora trituramos los dados de manzana.

4. Mezclamos las manzanas con el resto del azúcar y el zumo de limón. Reservamos.

5. Hidratamos las láminas de gelatina en agua y cuando estén blandas las escurrimos bien.

6. Ponemos al baño maría la mezcla de las manzanas, el azúcar y el limón junto con las láminas de gelatina y mezclamos bien hasta que queden bien integradas.

7. Retiramos del fuego y dejamos templar.

8. Con ayuda de unas varillas eléctricas montamos la nata.

9. Mezclamos la mezcla de las manzanas junto con la nata montada.

10. Disponemos en moldes y guardamos en la nevera un mínimo de 6 horas.

11. Desmoldamos y servimos.

Curiosidad: Puedes servir este postre con un poco de mermelada, con unas frutas cortadas a dados pequeños, con un pelín de azúcar glas o bien con un poquito de chocolate negro deshecho por encima.

 

¡Disfruta de este delicioso, fácil y original postre!

Tags: Alimentación

Noticias

05 Jul 2022 - 04:33

Pastel de queso con manzana

El pastel de queso americano es una delicia y permite muchas variaciones. Hoy te presentaremos una propuesta delicada con un toque de manzana. Ideal para refrescarte estos días de calor y perfecto para sorprender a tus invitados. ¡Ponte el delantal y prepárate para cocinarlo!

La mejor receta de cheesecake

A continuación, te detallamos los ingredientes y el paso a paso para preparar esta delicia.

Ingredientes (para una tarta hecha en un aro metálico de unos de 20 cm de diámetro):

  • Para la base crujiente: 100 g de galletas de mantequilla, 75 g de mantequilla pomada (a temperatura ambiente), 50 g de azúcar, 25 g de harina, 15 ml de agua.
  • Para el relleno: 250 g de queso cremoso, 80 g de azúcar, 1 huevo, ralladura de medio limón, un pellizco de sal, 50 g de mantequilla fundida, 30 g de harina.
  • Para la capa de manzana: 3 manzanas Golden Delicious Livinda, 20 g de mantequilla, 1 cucharada sopera de azúcar, 1 rama de canela.

Preparación:

Para la base crujiente:

1. Trituramos las galletas de mantequilla con ayuda de una picadora o un robot de cocina.  

2. Mezclamos las galletas con la mantequilla pomada (a temperatura ambiente), el azúcar, la harina y el agua. Mezclamos bien.

3. Extendemos la masa en un aro individual de unos 20 cm de diámetro, y a ½ cm de grosor.

4. Cocemos en el horno a 180 ºC durante 6-8 minutos. Reservamos.

Para el relleno:

1. Mezclamos el queso cremoso con 1 yema, la mitad del azúcar (40 g), la ralladura de limón, un pellizco de sal y la harina tamizada. Reservamos.

2. Montamos la clara a punto de nieve con una pizquita de sal y con ayuda de unas varillas (si la clara está fría y las varillas son eléctricas nos costará menos trabajo). A medio montar la clara, añadimos el azúcar restante (los 40 g que nos quedaban).

3. Fundimos la mantequilla en un cazo al fuego.

4. Añadimos la mantequilla fundida a la mezcla del queso y mezclamos bien.

5. Añadimos la clara montada a punto de nieve al bol y mezclamos lentamente y con cuidado para que quede todo bien integrado.

6. Forramos la pared del aro metálico con un plástico apto para horno o bien con papel de horno.

7. Añadimos la mezcla de queso y cocinamos a 160º C durante 15-20 minutos (hasta que esté cuajado).

8. Dejamos enfriar el pastel.

9. Guardamos el pastel en la nevera hasta que enfríe (mínimo un par de horas).

Para la capa de manzana:

1. Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las cortamos a dados de 1 cm aproximadamente.  

2. En un cazo ponemos la mantequilla y cuando esté deshecha añadimos los dados de manzana y la rama de canela. Cocemos durante 15-17 minutos. Retiramos del fuego, pasamos a un bol y dejamos enfriar.

3. Retiramos la rama de canela y guardamos en la nevera para que enfríe.

3. Retiramos el plástico del pastel o bien el papel de horno.

4. Disponemos la mezcla de manzanas encima del pastel y servimos.

Toma nota: Puedes servir el pastel con una bola de vainilla, de nata, de canela o bien helado de queso mascarpone al lado, queda una combinación deliciosa.  

Notas y variaciones

Para conseguir un pastel de 10 toma nota de las siguientes notas y recomendaciones:

-         Deja enfriar bien el pastel y la capa superior de manzana antes de servirlo. La idea es servir el pastel frío y no templado. Puedes prepararlo de un día para otro para conseguir una óptima temperatura.

-         También puedes montar el pastel en moldes pequeños y servirlos a modo individual.

-         En lugar de canela, también puedes usar un toque de vainilla para cocinar la manzana.

-         Para la base de galleta, puedes utilizar galletas de mantequilla o incluso crackers salados, que le darán un toque delicioso.

-         Es importante que la mantequilla del primer paso esté a temperatura ambiente y no dura.

¡Disfruta del placer de comer este pastel de queso bien fresquito y con el toque original de la manzana!

Tags: Alimentación

Noticias

04 Feb 2021 - 06:34

¿Cómo hacer un desayuno saludable?

Del desayuno se dice que es la comida más importante del día. Incluso el refranero español tiene un dicho muy conocido: “desayuna como un rey, come como un señor y cena como un pobre”. Ese refrán popular hace referencia a la importancia que se le da a esta comida del día. Pero ¿es tan importante desayunar? ¿Qué es lo realmente importante del desayuno? Vamos a explicaros la necesidad del desayuno.

La verdadera importancia del desayuno

Aunque por el refrán pueda parecer que lo importante del desayuno es que se coman alimentos de manera abundante, lo cierto es que los expertos no opinan igual. Según las recomendaciones, lo verdaderamente importante del desayuno es la calidad de lo que se come. Los tipos de alimentos que decidimos poner en nuestro plato determina la calidad del mismo, así como sus las propiedades nutricionales.

Alimentos para un desayuno saludable

¿Qué tipo de alimentos podemos incluir en el desayuno? En realidad, se pueden poner los que nos apetezcan en ese momento:

-       Hay personas que prefieren un desayuno salado.

-       Otras personas prefieren un desayuno dulce.

-       Algunas no quieren ni oír hablar de esta comida de buena mañana.

Pero para todos los que a primera hora necesitan comer algo para arrancar el día, aquí van los grupos de alimentos a tener en cuenta:

Hidratos de carbono

En este grupo de alimentos encontramos arroz, pasta, pan, tubérculos, cereales… Aunque estos alimentos no suelen formar parte de este primer tentempié en nuestro desayuno mediterráneo. Sin embargo, en algunos desayunos continentales sí que podemos encontrar alguno de estos alimentos. Por ejemplo, en los países anglosajones, la patata es un alimento que se incluye para elaborar una masa de tortitas. Por lo tanto, estos alimentos pueden tenerse en cuenta siempre que os apetezca. Podríamos, por ejemplo, desayunar un trozo de tortilla de patata, que es un plato típico nuestro, y aquí estaríamos incluyendo ese tubérculo.

Sobre este tipo de alimentos ricos en este nutriente, las recomendaciones son que escojamos aquellos alimentos que sean integrales, por delante de los refinados. Es decir, si vamos a comer pan, preferiblemente que sea un pan tradicional, de masa madre, de harina integral o con cereales. ¿por qué? El motivo es la cantidad de fibra y minerales que nos aportan, a diferencia de las harinas refinadas. ¡Y eso otorga mayor calidad a nuestro desayuno!

Proteínas

Las encontramos en carnes, pescados, huevos, legumbres, lácteos, y algunos embutidos no grasos. De este grupo, lo que es importante a tener en cuenta es que demos preferencia, a los alimentos cuya calidad nutricional sea elevada. ¿a qué alimentos debemos dar prioridad?  Serían, por ejemplo, la carnes blancas (con poca grasa), los lácteos naturales (sin azúcares añadidos) o embutidos no grasos con porcentajes altos en carne.

Puede que te estés preguntando cómo es posible comer pescado en un desayuno. Una opción podría ser una tostada con tomate a rodajas y caballa en escabeche. ¿Y las legumbres? Esta opción vegetal podemos conseguirla, por ejemplo, con esa misma tostada. Puedes añadirles muchas cosas, pero puedes probar a añadir hummus, el famoso puré de garbanzos y tahini. Tampoco podemos descartar, un vaso de bebida vegetal de soja, ¡otra opción más siempre que no lleve azúcar añadido!

Grasas

Cuando hablamos de grasas, nos referimos a grasas cardio saludables. Este tipo de grasa tiene unas propiedades protectoras del sistema cardiovascular. Sin embargo, aunque pueda proporcionarnos este beneficio, hemos de vigilar las cantidades que consumimos ya que, como grasa que son, sus calorías son elevadas. ¿Qué grasas son las cardiosaludables? El aceite de oliva por excelencia es una de las mejores grasas que tenemos al alcance. También la grasa de las semillas y los frutos secos, o del aguacate son opciones a tener en cuenta. ¿Cómo las podemos incluir en el desayuno? Podemos añadir aceite a esas tostadas que hemos mencionado, o preparar una tortilla francesa y trocear encima un poco de aguacate, o añadir unos frutos secos a un yogur. Sobre los frutos secos, es recomendable que escojamos aquellos que sean tostados.

 Fibras

Estos nutrientes los encontramos principalmente en frutas y verduras. El incluir una pieza de fruta o algo de verdura además de vitaminas y minerales, nos permite aumentar la fibra del total de nuestra dieta. Respecto a las verduras, una forma de añadirlas es por ejemplo incluyendo tomate a rodajas a tus preparaciones, o en forma de escalivada. Y sobre la fruta, es el alimento más versátil que podemos utilizar ya que podemos añadirla a trocitos en un yogur, o hacer rodajas y comerla con queso, o preparar una crepe y trocearla encima…

Opciones de desayunos saludables

Vamos a ver algunas opciones de desayunos saludables. Solo son unas propuestas, ya que, en la cocina, ¡la creatividad nos otorga posibilidades infinitas!

-       Tostada de pan integral con lonchas de queso bajo en grasa y berenjena asada + una pieza de fruta

-       Crepe de claras de huevo con copos de avena y manzana Golden DelIcious troceada con canela

-       Cereales de desayuno sin azúcar con bebida de soja, frutos secos y trozos de manzana Envy

-       Yogur con semillas ligeramente trituradas, frutos rojos y cereales muesly sin azúcar

-       Tortilla de alcachofas con picos de pan integral y una fruta

-       Rebanada de pan de cereales tostada con jamón cocido y compota de manzana casera

 

A estas opciones puedes, si te apetece, sumar tu bebida preferida: café, té, infusión, o ¡agua! ¿Qué ideas de desayuno saludable se te ocurren a ti? Empieza el día con energía.

Tags: Alimentación

Noticias

22 Jul 2020 - 06:33

Recetas de ensaladas saludables tibias o frescas

Con la llegada del verano apetecen los entrantes fresquitos y saludables como las ensaladas y las cremas frías. Hoy vamos a explicarte dos recetas de ensaladas saludables para que disfrutes comiendo sano; una ensalada templada de espinacas y queso de cabra y una ensalada fresca de manzana ácida con jamón de pato y vinagreta de frambuesas. ¡Sigue leyendo para descubrirlas!

 

Las ensaladas tibias en la cocina

Las ensaladas tibias se caracterizan por contener algún ingrediente caliente entre sus ingredientes. Son una forma original y deliciosa de tomar ensalada y darles un toque de originalidad. Suelen llevar algún queso caliente, unas tiras de jamón o beicon al horno o a la plancha, unas tiras de pollo rebozadas…

¡Toma nota de estas dos propuestas que te vamos a explicar hoy!

 

1. Ensalada templada de espinacas y queso de cabra

Esta ensalada tiene un tiempo de preparación de 15 minutos, una dificultad fácil y es ideal como primer plato.

Ingredientes (para 4 personas): 2 manzanas Golden Delicious Livinda, 150 g de espinacas frescas, 4 trozos de queso de cabra, 1 cucharada sopera de miel, tomillo seco, 40 g de pasas, 40 g de piñones, aceite de oliva, sal, 1 cucharada sopera de mostaza a la antigua y 2 cucharadas soperas de salsa de soja.

Preparación: En un bol mezclamos aceite de oliva junto con las pasas, los piñones, la mostaza y la salsa de soja. Mezclamos bien.

Pelamos las manzanas y las cortamos a dados pequeños.

Sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno ponemos el queso de cabra, un poco de miel por encima y un toque de tomillo. Horneamos a 180º C durante 10-12 minutos.

En un bol mezclamos las espinacas junto con los dados de manzana, la vinagreta con las pasas y piñones y mezclamos muy bien.

Servimos la ensalada con un poco de queso caliente por encima.

¡Toma nota!: También puedes utilizar unas tiras de pollo rebozadas con huevo, harina y almendras granillo (a trocitos pequeños) y cocinarlas al horno a más a más del queso de cabra caliente. Con esta combinación queda una propuesta deliciosa.

 

2. Ensalada fresca de manzana ácida con jamón de pato y vinagreta de frambuesas

Esta ensalada tiene un tiempo de preparación de 15 minutos, una dificultad muy fácil y es ideal como primer plato.

 

Ingredientes (para 4 personas): 2 manzanas Granny Smith Livinda, 150 g jamón de pato cortado en lonchas finas, 150 g hojas variadas para ensalada, 50 g de kikos gigantes, 100 g de frambuesas, 4 cucharadas de vinagre de manzana, 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal en escamas y pimienta recién molida.

Preparación: Preparamos la vinagreta en un bol, mezclando el aceite, el vinagre y la mitad de las frambuesas. Aplastamos con un tenedor (si lo preferimos podemos pasar por el túrmix) y dejamos reposar mientras nos ocupamos del resto de los ingredientes.

 

Cortamos las manzanas, bien lavadas y sin pelar, en juliana fina y mezclamos con las hojas con cuidado.

Repartimos en bols y colocamos el pato encima procurando que tenga el máximo de volumen.

Pasamos la vinagreta por un colador fino y aderezamos la ensalada.

Acabamos con unos kikos y unas escamas de sal.

¡Toma nota!: También puedes utilizar fresas o mango para preparar tu vinagreta.

Descubre esta receta en nuestro canal de youtube

.

 

Esperemos que disfrutes con estas dos deliciosas ensaladas y que te animes a cocinarlas, son fáciles y rápidas de preparar.

Tags: Alimentación

Noticias

10 Jul 2020 - 08:35

El poder hidratante de la fruta

La fruta no sólo nos aporta energía de calidad, vitaminas y minerales esenciales, también que nos hidrata en profundidad. La mayoría de las frutas están compuestas en su mayor parte por agua. Además, la ciencia ya ha demostrado en numerosas ocasiones los beneficios que tiene su consumo para la salud.

A menudo no resulta sencillo proporcionar a nuestro cuerpo todo el líquido que necesita, y una solución bien fácil es incluir frutas y verduras en todas nuestras comidas. Te damos detalles.

 

Hidratarse comiendo

Expertos nutrición y la salud, sobre todo en el ámbito del deporte, insisten en que cuando tenemos sensación de sed, es que ya vamos tarde. Es decir, que hay que procurar ingerir líquidos y alimentos frescos que eviten que nuestro cuerpo llegue a ese punto en el que notamos sed, porque significa que ya empieza a deshidratarse.

A diferencia de las verduras, la fruta solemos comerla cruda, consiguiendo así aprovechar al máximo todos los nutrientes, y obteniendo el aporte total del agua que contienen, sin pérdidas por la cocción.

Poder llevarla a cualquier sitio las hace el mejor tentempié, especialmente en verano, época de año en la que nuestras necesidades hídricas y minerales se ven aumentadas por todo lo que perdemos a través del sudor.

 

Propiedades de la fruta

La ciencia está de su lado; en multitud de estudios se han visto efectos muy beneficiosos en la salud de personas que la incluyen en sus comidas y entre horas, incluso en términos de bienestar mental.

Son ricas en Vitamina C, fibra, polifenoles, ácido fólico, carotenos - precursores de la vitamina A y protagonistas de los mejores bronceados – y vitaminas del grupo B, entre otros nutrientes y minerales imprescindibles como el potasio, el magnesio y el yodo.

Estudios epidemiológicos demuestran que un consumo regular de frutas y verduras tendrá un efecto protector en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y para el control del sobrepeso y la obesidad, entre otras.

Y a todo esto, añadirle su altísimo contenido en agua, que nos ayudará a mantener un estado óptimo de hidratación.

Beneficios de consumir fruta en verano

Incluir fruta en tu dieta es beneficioso todo el año, pero en verano conviene especialmente. Durante los meses calurosos nuestras necesidades cambian, y las del cuerpo también. El sol y el calor tienen su efecto antidepresivo e incluso energizante, pero sin tener cuidado pueden perjudicarnos. En verano varían nuestros horarios y rutinas alimentarias, a la vez que perdemos más agua y minerales por el sudor. Consumir fruta con regularidad es una solución magnífica para augmentar nuestra ingesta hídrica ya que, al tomarla fresca, no se pierde ni un mililitro del agua que contiene. Y es que excepto el aguacate y los frutos secos, el resto de las frutas cuentan con gran cantidad de agua en su composición. Eso hace que comerlas sea muy asequible calóricamente hablando, sin dejar de aportarnos la energía que necesitamos gracias a su contenido en azúcares naturales.

Aliadas perfectas para una buena hidratación

Con el calor a menudo nos sentimos aplatanados, sin fuerzas, y no es casualidad. El calor y el sol juegan un papel evidente en estas sensaciones. ¡Pero podemos protegernos! Llevar una fruta cortada en el tupper te quitará ‘el gusanillo’ de forma saludable, ya que no es lo mismo (ni de lejos) una fruta fresca que un zumo, o un batido comercial. La fruta entera hidrata a la vez que sacia, pero también nos nutre, y nos da ese “chute” de energía tan necesario en esos momentos críticos y de cansancio del día, en los que podríamos sentir la tentación de comprar productos refrescantes que suelen ir de la mano de grandes cantidades de azúcar.

Frutas con mayor cantidad de agua

  • Melón: con casi un 92% de agua en su composición, destaca como la fruta más hidratante.
  • Sandía: con algo más del 91% de agua, su sabor dulce y poder refrescante, la hacen favorita para el verano.
  • Fresa: son agua en un 91%, ricas en azúcares, fibra y vitamina C.
  • Melocotón: se sitúa sobre el 87% de su peso en agua y es una buena fuente de potasio y carotenos.
  • Manzanas: con un 85% de agua y disponible en cualquier época del año. Tiene alto poder saciante y multitud de efectos beneficiosos para el control del peso y el buen estado de la piel.
  • Piña: destaca por su bajísimo valor calórico, y tiene un 85% de agua aproximadamente.
  • Ciruelas: famosas por favorecer en el tránsito intestinal, tienen alto poder hidratante con un 83% de agua
  • Cítricos: pomelo, naranja y limón, y compañía, también destacan por contenido en agua superior al 80%.

La presencia de frutas en tus comidas te ayudará a asegurar una óptima hidratación este verano. Además, puedes consumirlas de muchas formas: desde la típica modalidad ‘a mordiscos’, hasta versiones más creativas como polos helados, batidos frescos y multitud de opciones deliciosas que te ayudarán a sobrellevar el calor.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos también nuestras recetas de postres frescos para este verano.

Tags: Alimentación

Noticias

16 Mar 2020 - 10:54

Hamburguesas vegetarianas con manzana

Las hamburguesas son una propuesta muy habitual de “fast food”, o también conocida como “comida rápida”. En este artículo vamos a proponerte dos recetas de hamburguesas vegetarianas, pero en su versión “fast good”, es decir, en versión saludable.

Recetas de hamburguesas vegetarianas

¿Has probado las hamburguesas vegetales? ¡Son deliciosas! Vamos a proponerte un par de recetas de hamburguesas vegetarianas deliciosas para que disfrutes comiendo una hamburguesa y a la vez te cuides. ¡Seguro que sorprenderán a todos!

Hamburguesa de mijo con manzana a la plancha

El mijo es un cereal que, junto con la quínoa permite hacer hamburguesas o croquetas vegetales con facilidad, gracias a su textura. Es de sabor suave y combina muy bien con verduras como las setas, el calabacín o bien la zanahoria. ¡El contraste con la manzana será muy interesante! Es importante dejar enfriar la masa para poder hacer las hamburguesas sin que se rompan.

Ingredientes (para 2 personas): 70 g de mijo, 200 ml de agua, 1 manzana Golden Delicious, 4 champiñones, perejil fresco, 1 diente de ajo, aceite de oliva, sal, pimienta negra, rúcula.

Preparación: Limpiamos el mijo y lo cocemos junto con el agua, tapado y a fuego bajo. Cuando se haya evaporado el agua ya estará listo (unos 15-17 minutos). Cortamos los champiñones a dados pequeños y los salteamos en una sartén junto con un poco de aceite de oliva, perejil y ajo picado, durante unos 15 minutos.

Mezclamos el mijo junto con los champiñones, salpimentamos al gusto y dejamos enfriar la masa en nevera durante un mínimo de 30 minutos (para poder formar bien las hamburguesas). Mientras tanto pelamos la manzana Golden Delicious, le quitamos el corazón y la cortamos a rodajas. Cocemos las rodajas a la plancha con un poco de aceite de oliva y por los dos lados.

Nos untamos las manos con un poco de aceite de oliva y damos forma a las hamburguesas (de la medida de la rodaja de manzana). Las cocemos en una sartén pintada con un poco de aceite de oliva. Emplatamos disponiendo una rodaja de manzana, encima una hamburguesa de mijo, unas hojas de rúcula y tapamos con otra rodaja de manzana. ¡Listo para saborear!

Hamburguesa de judía blanca y remolacha con chips de manzana.

Las legumbres son ideales para preparar hamburguesas vegetales, ya que tienen proteína vegetal. Prueba con garbanzos, lentejas e incluso con alubias rojas. Son una buena opción para tomar legumbres de una forma original y divertida. También puedes mezclarlas con un poco de quinoa o mijo para hacer la masa.  

Ingredientes (para 4 personas): 400 g de alubias cocidas, ½ remolacha cocida, 20 g de cilantro fresco, 1 cucharada de postres de ajo seco en polvo, 80 g de pan rallado, 4 panes de hamburguesas al gusto, hojas de lechuga variadas, sal, pimienta negra, aceite de oliva.

Preparación: Rallamos la remolacha, chafamos las judías y picamos el cilantro muy pequeño. En un bol mezclamos la remolacha junto con las judías, el cilantro, el ajo, el pan rallado y salpimentamos al gusto. Dejamos enfriar la masa 30 minutos en la nevera. Nos untamos las manos con un poco de aceite de oliva y damos forma a las hamburguesas.

Cocemos las hamburguesas en una sartén con un poco de aceite de oliva por los dos lados.  Abrimos el pan y lo marcamos por la parte interior en una sartén. Montamos las hamburguesas disponiendo unas hojas de lechuga, la hamburguesa encima y acompañamos con unos chips de manzana a modo de guarnición. Son fáciles de preparar y una opción saludable y alternativa a las patatas fritas o los habituales chips de bolsa.

¡Esperamos que disfrutes de estas 2 deliciosas y saludables propuestas de hamburguesas vegetarianas, seguro que te van a encantar! ¿Con cuál te quedas?

Y si quieres profundizar un poco más sobre la dieta vegana, te animamos a que leas nuestro artículo sobre Las características de la dieta vegana.

Tags: Alimentación

Noticias

30 Jan 2020 - 04:41

3 postres veganos con manzanas

¡El postre es uno de los mejores momentos de las comidas! Con estas 3 deliciosas propuestas de postres veganos vas a disfrutar comiendo manzanas de una forma original. Todas las recetas son veganas, pues no contienen ni huevos, ni mantequilla ni otros lácteos.

Recetas de postres veganos con manzanas

A continuación, vamos a explicarte 3 propuestas de postres veganos con manzana. Descubre estas deliciosas y originales propuestas.

Manzana rellena de crema inglesa vegana

¡Todo un clásico! Las manzanas son ideales, por su medida y forma, para rellenar. En esta receta vamos a rellenarlas con una deliciosa crema inglesa sin lácteos ni huevo

Ingredientes (para 4 personas): 4 manzanas Golden Delicious, 250 ml de bebida de avena, 2 cucharadas soperas de maicena, 1 cucharada de postre de canela en polvo, una pizca de cúrcuma, 1 cucharada sopera de azúcar.

Preparación: Limpiamos las manzanas y las cocinamos en el horno a 180º C durante 40 minutos (o hasta que estén blandas). Mientras las dejamos enfriar preparamos la crema inglesa. En un vaso mezclamos medio vaso de la bebida de avena bien fría, la maicena y la cúrcuma, sin que queden grumos. En un bol grande mezclamos, con la ayuda de unas varillas, el resto de bebida de avena, el azúcar, la canela, y cuando esté bien integrado, añadimos la mezcla de maicena y mezclamos.

Cuando esté bien mezclado lo ponemos en un cazo y lo cocemos a fuego muy bajo removiendo constantemente hasta que la crema espese. Esto es importante para evitar los grumos. Mientras dejamos enfriar la crema vamos vaciando las manzanas con la ayuda de una cuchara y con cuidado para que no se rompan. Rellenamos las manzanas con la crema inglesa ya fría y degustamos.

Trampantojo de “Huevos fritos con patatas”

Un trampantojo es algo que parece una cosa y en realidad es otra. En este caso vamos a preparar una versión dulce del clásico plato “Huevos fritos con patatas”, donde los ingredientes serán fruta y yogur. Es una receta ideal para dejar boquiabierto a todo el que esté en la mesa. 

Ingredientes (para 4 personas): 2 “yogures” de soja, 4 mitades de melocotones en almíbar, 1 manzana Granny Smith, 2 cucharadas soperas de mermelada de fresa, ½ limón.

Preparación: Pelamos la manzana y la cortamos a tiras gruesas (simulando patatas fritas). Las rociamos con unas gotas de zumo de limón para que no se oxiden. En un lado del plato disponemos un poco de yogur de soja (simulando la clara del huevo), encima y con cuidado disponemos una mitad de melocotón (simulando la yema del huevo).

Al otro lado del plato disponemos unas tiras de manzana (simulando patatas fritas) y encima de las patatas disponemos un poco de mermelada de fresa (simulando salsa kétchup). Y ya está listo para comer este plato de “huevo frito con patatas” pero en una versión más dulce y divertida. Si se desea, puede usarse yogur natural de leche de vaca, y hacer un postre lácteo-vegetariano.

Tarta invisible de manzana

Una tarta de origen francés con un increíble sabor, fácil de hacer, muy ligera y con una gran cantidad de fruta.

Ingredientes (para 8 raciones): 5 manzanas Red Chief, 1 plátano maduro, 50 g de azúcar moreno, 1 cucharada de postres de azúcar avainillado, 30 g de margarina, 100 ml de bebida de soja, 70 g de harina, 1 cucharada de postres de levadura, una pizca de sal.

Preparación: En un molde redondo de unos 20 cm de diámetro ponemos una fina capa de margarina y encima pegamos una lámina de papel de horno. Reservamos. En un bol mezclamos un plátano maduro chafado junto con el azúcar moreno y el azúcar avainillado. Reservamos.

En otro bol deshacemos 20 gramos de mantequilla en el microondas y los mezclamos con la bebida vegetal de soja. Agregamos la mezcla de los plátanos y mezclamos todo muy bien. Añadimos la harina tamizada, la levadura, la sal y mezclamos todo muy bien. Finalmente pelamos las manzanas y las cortamos a láminas muy finas (idealmente con una mandolina, para que todas las láminas tengan el mismo grosor). Añadimos las láminas de manzanas al bol de la mezcla de la harina y mezclamos todo muy bien y con cuidado para que las láminas de manzana no se rompan.

Finalmente disponemos toda la mezcla en el molde que teníamos previamente preparado y cocemos en el horno (previamente calentado a 180º C) durante 30 minutos. Una vez el pastel esté frio desmoldamos y servimos (si lo deseamos con un poco de azúcar glas espolvoreado por encima para darle un toque decorativo). 

¡Esperamos que disfrutes de estas 3 deliciosas propuestas sin huevo, sin lácteos ni mantequilla!

Tags: Alimentación

Noticias

05 Nov 2019 - 07:56

Receta de chips de manzana sin azúcares

¿Has probado alguna vez los chips de manzana? Son un tentempié ideal para comer entre horas o bien para complementar diferentes preparaciones culinarias, como por ejemplo ensaladas. Son crujientes y ligeros, sin azúcares añadidos. ¡Un snack ideal para toda la familia! ¿Te animas a prepararlas y a incluirlas en tu día a día? Te enseñaremos a prepararlas de diferentes maneras, así como a darles un toque original con diferentes condimentos. ¡Vamos allá!

¿Cómo preparamos los chips de manzana?

Para preparar los chips podemos utilizar tres técnicas diferentes: el horno, el microondas o bien la deshidratadora. En cualquiera de las 3 técnicas te recomendamos utilizar una mandolina para hacer láminas de manzana finas y con un mismo grosor entre ellas. Aun así, también podemos utilizar un cuchillo para hacer las láminas.

Vamos a ver las tres técnicas culinarias para prepararlas. En todos los casos lava las manzanas, quítales el corazón (no la piel) y córtalas a rodajas. La versión que te enseñaremos a preparar no lleva azúcares añadidos, es decir, únicamente contienen el propio azúcar de la fruta, con lo que son ligeras y muy saludables. Para preparar los chips la variedad Golden Delicious resulta ideal. ¡Manos a la obra!

1.Chips de manzana al horno

Coloca las rodajas de manzana en una bandeja de horno cubierta con un papel de horno y hornea a 100º C (arriba y abajo) durante 45-60 minutos. Dales la vuelta y hornea durante 30-45 minutos más.

Quítalas del horno, déjalas enfriar y guárdalas en un envase hermético.

2.Chips de manzana al microondas

Coloca las rodajas de manzana sobre una lámina de papel de horno previamente engrasada con una fina capa de aceite de oliva, y lo ponemos encima del plato del microondas. Se cocina a potencia media durante 2 minutos. Luego, ve añadiendo tandas de 30 segundos hasta que queden crujientes.

Quítalas del papel de horno, déjalas enfriar y guárdalas en un envase hermético.

3.Chips de manzana en deshidratadora

Dispón las rodajas de manzana encima de las rejillas de la deshidratadora y déjalas deshidratar. Dales la vuelta un par de veces. La deshidratación puede durar entre 2-4 horas, dependiendo del grosor de la manzana y de la potencia de la deshidratadora que utilicemos.

Guárdalas en un envase hermético.

¿Cómo podemos comernos los chips?

Los chips resultan ideales como tentempié a media mañana o media tarde. También podemos llevárnoslas como snack un día que hagamos una escapada al aire libre.  Si necesitas más ideas puedes consultar el artículo sobre picnics saludables, o sobre ideas de meriendas equilibradas.

Una vez tengamos hechos los chips, podemos también añadirlos a varias preparaciones culinarias. Otra idea es darles un toque especial añadiéndole sabor con condimentos.

Dales un toque extra de sabor con diferentes condimentos.

Para darles un toque original, las especies son muy interesantes. Puedes añadirles un toque de canela, curry, cúrcuma o bien un poco de tomillo. ¿Cómo hacerlo? Mezcla un par de cucharadas soperas de aceite de oliva con el condimento que elijas y con la ayuda de un pincel pinta las chips de manzana. Seguidamente utiliza la técnica culinaria que quieras y listos.

  • Chips de manzana con canela: quedarán genial troceadas en un muesli.
  • Chips de manzana con curry o cúrcuma: complementan estupendamente cualquier ensalada.
  • Chips de manzana con tomillo: puedes para añadirlas a un guiso, en el momento de servir.

Receta: Aperitivo de chips de manzana con tartar de salmón

Ingredientes para 4 personas:

-          Chips de manzana

-          1 mango

-          1 lomo de salmón

-          2 cucharadas sopera de aceite de oliva

-          1 cucharada sopera de mostaza a la antigua

-          Sal Maldon

-          Cebollino

Preparación:

Corta el mango y el salmón a dados muy pequeños.

En un bol mezcla los dados de mango y salmón con el aceite de oliva, la mostaza y un toque de sal.

Dispón un poco del tartar encima del chip de manzana.

Decora con un poco de cebollino picado y saborea.

¿Qué te ha parecido esta manera tan original de disfrutar de las manzanas? ¡Esperemos que disfrutes de este snack tan crujiente, saludable y original!

Tags: Alimentación

Noticias

26 Jul 2019 - 09:11

Recetas de helados de manzana

¡Prepara tus propios helados artesanos en casa! ¿Qué os parece la idea de convertir las deliciosas manzanas Livinda en helado? Prepara los ingredientes y no te pierdas estas fáciles recetas de helados de manzana.

3 recetas de helados con manzanas fáciles

Helado de manzana

Ingredientes:

4 manzanas Granny Smith Livinda

El zumo de un limón o el de una lima

100 g de azúcar

Una cucharadita de canela o esencia de vainilla

350 ml de leche (puede ser de vaca o bebida vegetal)

1 cucharadita de maizena

4 yemas de huevo

320 g de nata líquida

Preparación:

En primer lugar, elabora la compota de manzana. Pela las manzanas Granny Smith y quítales el corazón. Córtalas a dados y viértelas en una olla o cazo con el zumo de limón o lima. Añade también unos 20 g de azúcar blanco, la esencia de vainilla o una pizca de canela. Cuécelas hasta que los trozos de manzana estén blanditos. Mételo en un vaso de batidora y tritúralos. Si queda un poco espeso, le puedes añadir un poco más de zumo de limón. Y si queda muy líquida, la puedes espesar si la pones a calentar en un cazo a fuego lento sin dejar de remover. Mete la compota en la nevera durante dos horas.

Pon en un cazo junto las yemas de huevo, unos 80 g de azúcar, la leche y la cucharadita de Maizena a fuego lento. Mientras se calienta, remueve sin parar con la ayuda de unas varillas. Sobre todo, el fondo, que es donde se suele pegar y puede quemarse la mezcla. Sigue removiendo hasta que hierva ligeramente y obtengas una crema espesa. Retira del fuego y deja que se enfríe por completo.

Cuando la crema esté fría, añade la nata líquida y la compota de manzana y vuelve a guardarla en la nevera unas ocho horas. El siguiente paso es crear la textura helado. Para eso, guarda la mezcla en el congelador y remueve cada media hora hasta que se espese y obtengas el helado de manzana.

Helado de tarta de manzana

Ingredientes:

3 manzanas Golden Delicious Livinda

12 galletas tipo digestive o integrales

El zumo de un limón

Una pizca de Canela molida

400 ml de nata líquida para montar

400 g de leche condensada

Preparación:

Primero se cocinan las manzanas. Pela y descorazona las manzanas Golden Delicious. Córtalas a dados y viértelas en un cazo con el zumo de limón y la canela. Ponlas a fuego medio hasta que la manzana quede cocinada y blandita. Pon esta mezcla en un vaso de batidora y tritura. Después, métela en la nevera.

El siguiente paso es montar la nata. Con la ayuda de una batidora de varillas, monta la nata. Añade la leche condensada y con la ayuda de una espátula integra los dos ingredientes con movimientos circulares. Agrega la mezcla de manzanas trituradas e intégralo bien. Trocea las galletas e incorpóralas.

Para crear la textura del helado, la ponemos en el congelador unas 6 horas y cada media hora remueve con una cuchara. ¡Listo! Ya tienes tu helado de tarta de manzana.

Helado de manzana asada y yogur

Ingredientes:

2 manzanas Red Chief Livinda

Dos yogures griegos naturales

20 g de azúcar o miel

Una cucharadita de canela o esencia de vainilla

Preparación:

Para asar las manzanas, precalienta el horno a 200 ºC. Lava las manzanas y descorazónalas. Colócalas en una bandeja de horno y pon en el hueco del corazón de cada una un poco de azúcar y una pizca de canela. Hornéalas durante media hora. Sácalas y tritúralas con una batidora junto con los dos yogures y unos 20 g de azúcar o miel. Ponlo en un molde en el congelador. Sácalo cada media hora para remover bien y romper los cristales de hielo. Estará listo en unas 4 a 6 horas. De esta manera, el helado quedará cremoso. ¡Y ya tienes hecho el helado de manzana asada y yogur!

Prepara estas recetas por lo menos un día antes de servir el helado. Disfruta en cualquier momento de estos helados de manzana. Siempre puedes añadir un toque crocante con unos pocos frutos secos triturados, como avellanas o almendras. ¡Qué aproveche!

Tags: Alimentación

Noticias

18 Apr 2019 - 05:08

Receta de salsa de manzana y zanahoria, para acompañar tus carnes

Cocinar carne puede ser muy sencillo, pero es cierto que a veces, dependiendo del tipo o  la pieza de carne que compremos, al cocinarla puede quedar poco jugosa. Es importante que se utilicen las elaboraciones adecuadas. La cocción ha de favorecer que el plato quede suculento. Pero hay veces que al hacer la carne a la plancha esta puede quedar algo seca, como también suele ocurrir cuando guisamos el redondo. En estas ocasiones puedes ayudarte de una salsa para acompañarlas.

Algunas salsas suelen ser poco equilibradas, ricas en grasas saturadas, sal o incluso azúcar, pero se pueden elaborar salsas deliciosas y saludables. Como la que te ofrecemos a continuación, de manzana y zanahoria, la mezcla de estos dos ingredientes nos aporta dulzor y suavidad, lo que proporcionará a nuestro plato más jugosidad. También puede ser una forma de aumentar el consumo de frutas, aunque intentaremos comer las piezas de frutas enteras como postre o entre horas. Descubre 10 razones para incluir las manzanas en tu dieta.

Receta de salsa con manzana y zanahoria

Ingredientes para 4 personas:

-       2 manzanas Golden Delicious  

-       2 zanahorias medianas

-       1 cebolla

-       Caldo de verduras (al gusto)

-       Una pizca de sal

Elaboración:

En este caso te proponemos tres formas diferentes para preparar esta salsa.

Cocinado al horno

Ponemos el horno a precalentar mientras lavamos bien las manzanas, las zanahorias y la cebolla.

A las manzanas les hacemos un corte superior y les quitamos el corazón, pelamos las zanahorias y la cebolla.

Colocamos las manzanas en una fuente para horno y ponemos en el fondo un poco de agua. En otra fuente, colocamos las zanahorias y la cebolla.

Dejamos que se cuezan a 190 ºC durante 30 minutos, aproximadamente. Debemos estar pendientes, por si las manzanas se quedan sin agua.

Una vez todo cocinado lo introducimos en un recipiente para poder triturarlo. Dependiendo de la textura que queramos, le añadiremos más o menos cantidad de caldo de verduras. Una vez triturado, lo probamos y rectificamos de sal si es necesario.

Hervir los ingredientes para la salsa

Otra forma de elaborar esta salsa es poner las manzanas y la cebolla en una olla, y cocerlas con el caldo de verduras, a fuego lento durante 40 minutos, aproximadamente. La zanahoria se cocerá en una olla a parte, porque necesita menos tiempo de cocción, con unos 5 minutos a fuego lento ya estará lista. Se tendrá que tener en cuenta, a la hora de poner el caldo, que las manzanas retienen agua. Esto podría hacer que la salsa quedara demasiado liquida. Una vez todo hervido, se tritura y se corrige de sal.

 Guisado junto con la carne

 Si por el contrario vas a realizar un guiso de carne, añade durante la cocción las manzanas, la zanahoria y la cebolla y deja que todo se vaya cocinando. Cuando lo retires del fuego, saca y emplata la carne en una fuente. Por otro lado, tritura las manzanas, zanahorias, cebolla y el caldo que ha surgido del guiso.

¿Conoces las propiedades de la zanahoria?

Las zanahorias son hortalizas que contienen mayor proporción de azúcares a diferencia de otras. Solemos tener zanahorias durante todo el año, pero su momento óptimo, será primavera-verano. En esta época serán más ricas en vitaminas y minerales. El color naranja de las zanahorias se debe a su contenido en betacarotenos. Los betacarotenos, sustancias antioxidantes, se transforman en nuestro organismo en vitamina A, que favorece el buen funcionamiento de la piel y la vista.

La zanahoria, debido a su sabor dulce, se puede tomar cruda, lavándola bien o pelándola, cocida, en zumos, en salsas o incluso en postres. En combinación con otros ingredientes podremos realizar infinidad de acompañamientos o guarniciones para nuestros platos.

 Ahora ya puedes escoger la preparación que mejor te vaya. Modifícala a tu gusto, añadiendo especias o diferentes hierbas aromáticas para que le dé otro sabor. ¡Que aproveche!

Tags: Alimentación