Noticias

27 May 2019 - 05:32

Receta de bizcocho de manzana y canela

Las recetas dulces nos encantan. Y sí, todos sabemos que no son para todos los días. Pero, cuando celebramos un cumpleaños o una fiesta nos gusta terminar con un dulce. Y qué mejor que un postre preparado por nosotros mismos. Este bizcocho, además de postre, puede ser parte de un desayuno de fin de semana. Se elabora con ingredientes 100% naturales y es sin azúcares añadidos.

La parte dulce la aportan dátiles y, cómo no, las manzanas Livinda. Porque tenemos una variedad perfecta para cada ocasión. ¿Te apetece probarlo? Pues toma nota, prepáralo en unos 40 minutos y sorpréndete con su mezcla de sabores y un toque crujiente.

Ingredientes del bizcocho de manzana y canela

  • 1 yogur natural
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina integral (puede ser de tu cereal favorito). Te recomendamos la integral de trigo. También puedes usar harina integral de trigo sarraceno, si necesitas elaborar una versión sin gluten.
  • 3 huevos
  • 6-8 dátiles sin hueso
  • 1 manzana fuji Livinda
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Un puñado grande de avellanas
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de cúrcuma para dar un toque de color
  • 1 cucharadita de canela para dar un toque de sabor

 Elaboración del bizcocho de manzana y canela

Empieza por precalentar el horno a 180ºC. A continuación, pon los dátiles en una cazuela, cubriéndolos con agua y déjalos ablandar hasta que se haya evaporado todo el agua. Mientras, en un bol bate los tres huevos con unas varillas. Haz que queden bien espumosos, ya que esto le dará esponjosidad al bizcocho. Añade ahora el yogur natural y sigue mezclando con suavidad hasta obtener una crema homogénea.

Seguidamente, tritura los dátiles y haz una pasta, que debes mezclar con los huevos y el yogur. Ralla la manzana (puedes rallarla con o sin piel, como prefieras) e introdúcela también en la mezcla anterior, ayudándote de las varillas para que quede bien repartida por toda la masa.

Cuando esté todo integrado, con el mismo envase del yogur, incorpora tres envases de la harina integral que hayas escogido. También el sobre de levadura en polvo, la canela, la cúrcuma y la sal. Rellena ¾  partes del envase del yogur con aceite de oliva virgen extra, añádelo al bol y mézclalo todo con una lengua. Esta masa costará un poco más trabajarla, pero debes hacerlo bien para que la harina se incorpore correctamente y no queden grumos. Una opción sería tamizarla previamente, aunque, con un poco de paciencia suele quedar buen resultado.

Mientras la masa reposa durante unos minutos, pica las avellanas con una picadora (o manualmente), haciendo que queden trozos grandes. Cuando tengas esto listo, mézclalo muy bien con la masa.

Engrasa y enharina un molde y vierte la masa. Introdúcelo en el horno, previamente caliente, durante unos 25 o 30 minutos, dependiendo de cada horno.

Cuando creas que está listo, pincha con el palo de una brocheta (o con un palillo) y comprueba que sale seco. A partir de ese momento ya podrás sacar el bizcocho del horno. Para desmoldarlo, sepáralo del molde con un cuchillo y ponlo en una bandeja.

Ya tienes las claves para preparar este exquisito bizcocho. Tiene buena pinta, ¿verdad?

Como hemos comentado, al ser sin azúcares añadidos y con alimentos mínimamente procesados, es un bizcocho saludable.

Aunque no sea para consumir diariamente, contiene harinas integrales, aceite de oliva virgen extra, la manzana como fruta y los dátiles como frutas desecadas.

¡Espera a que se enfríe para probarlo!

Tags: Alimentación